top of page

Sin calidad moral Ana "Paty" Peralta; verdes ecologistas destructores de Q. Roo

Cancún, Q. Roo, 3 de mayo de 2023.- Tan tóxico es el Partido Verde Ecologista en Quintana Roo que hasta sus propios militantes niegan en público su pertenencia a un instituto caído en el desprestigio por la imagen de corrupción que representa su líder moral Jorge Emilio González Martínez, ‘Niño Verde’. Aun los que se dicen verdes de hueso colorado, en actos públicos prefieren usar las playeras guindas de Morena o de plano negar la cruz de su parroquia como la alcaldesa de Benito Juárez, Ana Patricia Peralta de la Peña que en su currículum de la enciclopedia digital Wikipedia jura y perjura ser ‘una política mexicana miembro del Movimiento de Regeneración Nacional’, cuando para nadie es un secreto que su trayectoria política la formó en el partido del tucán. Ya en confianza, acostumbra decir que ella es kiwi: ‘guinda por fuera y verde por dentro’.

TODOS saben que si es presidenta municipal fue porque así lo decidió Jorge Emilio para quien Ana Paty sólo es una gerente más de su feudo, como en su momento lo fue Remberto Estrada Barba. El problema de la alcaldesa en este momento no es la toxicidad del ‘Niño Verde’, porque a estas alturas sería mejor que la volteen a ver, aunque sea por eso. Muchos desconocen que ella es la presidenta municipal desde septiembre pasado, simplemente no conecta con la gente y ella no hace lo suficiente por ganarse el respeto social. El desangelado evento oficial del 53 aniversario de Cancún celebrado recientemente, fue el desdén social hacia un gobierno gris, sin mando para decidir, que sólo está para inauguraciones y cortes de listón.

Después de catapultarse como la segunda fuerza política en el estado, desde que formó alianza con Morena, y conquistar varios municipios, diputaciones locales y la gubernatura con Mara Lezama Espinosa, otros tucanes ensoberbecidos con la embriaguez del poder creen que ya pueden emprender solos el vuelo y hasta han amagado con ir solos en las próximas elecciones en caso de ser necesario. Al menos así lo han dejado entre ver con discursos y acciones tanto su líder estatal Renán Sánchez Tajonar como el secretario del Bienestar, Pablo Bustamante Beltrán, verdes, verdes, verdes en serio.

Al primero ya le quedó chica la presidencia Junta de Gobierno y Coordinación Política de la XVII Legislatura del Congreso estatal y trae como obsesión convertirse en alcalde de Cozumel en abierta competencia con la actual alcaldesa de Morena, Juanita Alonso Marrufo a quien la gobernadora le ha mostrado total apoyo. Pero el que de plano echó la casa por la ventana fue Pablito Bustamante, en su afán por convertirse en candidato a presidente municipal de Benito Juárez se adelantó a la agenda de la gobernadora para anunciar la entrega de tarjetas ‘Mujer es Vida’ en los municipios de Othón P. Blanco y Solidaridad, un programa federal del Gobierno de la Cuarta Transformación con el que el tucancito se anda ya promoviendo.

Este programa alimentario será entregado de manera gratuita y sin intermediarios, y proyecta beneficiar en una primera etapa a 50 mil familias en todo el estado como parte de la nueva política social de la gobernadora Mara Lezama, a quien su secretario del Bienestar se saltó para asistir él directamente a la entrega de las primeras tarjetas. Si bien en el boletín y las imágenes del evento se cuidaron bien para evitar actos anticipados de campaña, el que Bustamante haya estado presente y dirigido el discurso a la gente beneficiada, no deja de ser un acto de proselitismo.

A "Pablito" se le olvida que si está en ese cargo tan importante no es por su capacidad, sino porque en su momento Mara Lezama no lo objetó para que ocupara la sindicatura en el ayuntamiento de Benito Juárez a pesar de haber sido involucrado en un fraude inmobiliario de departamentos de lujo en Cancún con el ex diputado también verde ecologista Gustavo Miranda García y la madre de este, Érika García. El proceso estaba abierto y él no tuvo impedimento para continuar su carrera política hasta ocupar la titularidad de la Secretaría del Bienestar, una función totalmente social con mucho beneficio político para estos voraces tucancitos.

(Columna de Luces del Siglo)


Comments


ENTRADAS RECIENTES

bottom of page