top of page

Extorsiones por encima de cuerpos de seguridad; firme acuerdos con jefes criminales

Quintana Roo, 22 de agosto de 2023.- Lo que parece que con la llegada de Raciel López Salazar como nuevo fiscal General de Quintana Roo, se está combatiendo al crimen organizado para traer la paz, esto sigue como hace años atrás: “circo, maroma y teatro”, pues lo que muchos no saben es de cómo se maneja dentro del mundo policiaco cuando llega un nuevo funcionario de alto rango a ocupar el cargo a una dependencia de seguridad. Durante el gobierno de Carlos Joaquín y con la complicidad de sus secuaces de seguridad, brotaron los vendedores de droga y de gente armada en las calles de Quintana Roo, gozando de impunidad bajo la protección de las mismas corporaciones policiacas, pero ante la llegada hace un mes aproximadamente de Raciel López Salar y Julio Cesar Gómez Torres; el primero fiscal general, y el segundo secretario de Seguridad Ciudadana, todo iba a cambiar. ¿Qué hacen los Policías?, con la ayuda de los encargados de grupos delictivos o informantes, les ponen “el dedo” a pequeños vendedores de droga y a uno que otro pistolero del grupo contrario para detenerlos; así de esta manera pararles el cuello a los jefes policiacos ante la sociedad quintanarroense con la imaginación de que llegaron con ganas de chambear (claro, ellos solo sentados en la silla). Con el solo hecho de apañar a estos sujetos con 50, 100 o 200 bolsitas de droga, piensan que ya están combatiendo a la delincuencia y principalmente trayendo la paz al Estado, pues no, solo es “circo, maroma y teatro”, ya que los verdaderos criminales a quiénes deben de sacar de las calles son los que tienen acuerdos firmes al menos la Fiscalía General del Estado; hablamos de los sicarios que después de cometer un asesinato nunca los detienen a pesar que en algunos casos ocurre durante el día y cerca de sus grandes cámaras del C-5; o también podemos hablar de los que andan cobrando derecho de piso a los pequeños y medianos negocios en Cancún y Playa del Carmen; a esos no los sacrifican los grandes capos de la delincuencia ni los detienen los cuerpos de seguridad, a raíz que tienen acuerdos firmes que dejó Rubén Oyarvide Pedrero y Oscar Montes de Oca Rosales, ex secretario de Seguridad Pública y ex fiscal general, respectivamente. ¿Dónde están los grandes capos que operan en Quintana Roo? ¿Por qué no los detienen?, Por qué no detienen a los que andan cobrando derecho de piso a los dueños de negocios y si no pagan los matan, como el caso del pollo “Pechugón” de la Región 260, o si bien les va, solo se los queman como en lo ocurrido la semana pasada con "Aguachile" y dos restaurante en la avenida Huayacán. La delincuencia no se combate solo agarrando poquiteros vendedores de droga ni se trae la paz de la misma forma, olvidándose de los extorsionadores y de grupos de asesinos. Fiscal Raciel López Salazar, y secretario de Seguridad, Julio Cesar Gómez Torres, en su próxima conferencia de prensa que presentan todos los lunes, mejor denles una explicación a los quintanarroenses por qué gozan de impunidad estos tipos de delincuentes.


Comments


ENTRADAS RECIENTES

bottom of page