top of page

Carlos Joaquín pisotea las leyes y miente a quintanarroenses; llega Capella en inauguración de C-5

Cancún, Q. Roo, jueves 24 de junio de 2021. El gobernador del Estado Carlos Manuel Joaquín González, prácticamente durante su gobierno mantuvo engañando a los quintanarroenses con discursos falsos en toda la extensión de la palabra, además de proteger a funcionarios corruptos que llegaron a delinquir y que nunca brindaron seguridad, paz y tranquilidad.

Este jueves, un ejemplo más de tantos que han resaltado fue en la inauguración del Centro de Control, Comando, Computo y Comunicación (C-5) en esta ciudad de Cancún, en donde se presentó como titular de la Secretaría Estatal de Seguridad Pública Jesús Alberto Capella Ibarra, quien hasta la fecha de hoy está separado de su cargo y bajo investigación de la Fiscalía General del Estado por una serie de delitos dentro de un mismo expediente.

Como bien se sabe a nivel estado y tienen conocimiento todas las autoridades de seguridad de los tres niveles de gobierno, el nueve de noviembre de 2020 fueron baleados por policías municipales de Benito Juárez, un civil y los reporteros Cecilia Solís y Roberto Becerril, en la manifestación que realizaban supuestos feministas frente al edificio del Ayuntamiento.

En el mismo hecho, los elementos detuvieron a varios manifestantes y al momento de ello le toquetearon las partes íntimas a las mujeres, además que les robaron sus teléfonos y los golpearon con palos.

Dentro de las primeras investigaciones, corrió la versión qué la persona de ordenar los disparos en contra de la multitud fue del responsable del “Mando Único”, Jesús Alberto Capella Ibarra, según con la finalidad de dispersarlos.

Dos días de los hechos, emitió un mensaje vía video el gobernador Carlos Joaquín, manifestando que decidió separar del cargo a Capella Ibarra mientras la Fiscalía General del Estado realizaba las investigaciones correspondientes.

Durante siete meses, este ex funcionario ha realizado desde su trinchera algunos comentarios en redes sociales a través de su cuenta de twitter como servidor público de Quintana Roo, inclusive hasta otorgado entrevistas en medios nacionales.

Sin embargo, este jueves 24 de junio se voló la barda no Alberto Capella, sino el propio gobernador Carlos Joaquín, al permitir que se presentara uniformado titular de la Secretaría de Seguridad Pública de Quintana Roo y con los grados como tal, aún cuando está separado de su cargo y bajo investigación, pues la persona que debió haberse presentado era Lucio Hernández Gutiérrez, encargado del despacho desde hace más de siete meses.

En pocas palabras, nunca estuvo separado de su cargo y todavía cobrando su sueldo de más de 100 mil pesos mensuales, más aparte el dinero ilícito por acuerdos con el crimen organizado.

Por su parte, el ejecutivo durante no solo siete meses ha mantenido engañado a los quintanarroenses, sino desde hace cinco años de gobierno y en lo particular encabezado la corrupción, incrementó la violencia, y principalmente nunca trajo la seguridad, paz y tranquilidad a Quintana Roo.


Comments


ENTRADAS RECIENTES

bottom of page