Mando Único la “manzana de la discordia” en Quintana Roo; gobernador se aferra a los recursos del “F

A pesar que el gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González, tiene al estado en manos de la delincuencia ante la ineptitud de su mal gobierno en materia de seguridad, hoy intenta tomar las riendas del “Mando Único”, donde inclusive, algunos presidentes municipales están en desacuerdo pero decidieron doblar las manos para evitar conflictos con el mandatario. El año pasado, reciente ingresó la nueva administración de los presidentes municipales en el Estado, el gobernador retomó con los alcaldes el acuerdo que había con los anteriores de tener el poder del “Mando Único”; pero ahora con la ayuda de Jesús Alberto Capella Ibarra, secretario Estatal de Seguridad Pública. Algunos presidentes municipales estuvieron en desacuerdo porque el cederle al gobierno del estado el poder de la policía, implica que los recursos económicos que el municipio recibe del programa Fortalecimiento para la Seguridad (FORTASEG) y que otorga el gobierno federal, pasará a manos del gobernador, pues al menos en Benito Juárez genera alrededor de 100 millones de pesos. Desde diciembre pasado y a principios de enero, ha estado en disputa dicho “Mando Único”, porque los presidentes municipales doblaron las manos ante el gobernador y los regidores no aceptaron que pasara a manos del estado, pero finalmente Mara Lezama, de Benito Juárez; Juan Carrillo, de Isla Mujeres; Laura Fernández; de Puerto Morelos; Pedro Joaquín, de Cozumel, entre otros, a excepción de Solidaridad, ya que la alcaldesa Laura Beristain Navarrete, se aferró a la responsabilidad que ella tiene con la Policía Municipal. Lo cierto que Carlos Joaquín González, además de controlar los millones de pesos que le pudieran llegar del Fortaseg, la intención es tener controlada toda la información en materia de seguridad para su uso personal, en complicidad con su secretario estatal morelense, Jesús Capella Ibarra, y ahora también, del fiscal General de Quintana Roo, Oscar Montes de Oca Rosales, es decir, tener el control absoluto del estado como lo mantenía el ex gobernador Roberto Borge Angulo. Hay que recalcar, que este gobierno de Carlos Joaquín, ha sido el peor en la historia de Quintana Roo en materia de seguridad, ya que desde el inicio del mandato a la fecha, al menos han ocurrido más de mil ejecuciones, más baleados, robos de todo índole a mano armada, corrupción, extorsiones que ha llevado a empresarios a la muerte o el cierre de su negocio, y con resultado de un raquítico número de detenidos.

Imagen2.jpg
WhatsApp Image 2021-12-01 at 8.09.13 PM.jpeg
ProConstruye.jpeg
WhatsApp Image 2019-07-06 at 12.35.37 AM
WhatsApp Image 2022-05-21 at 2.45.04 PM.jpeg