Autoridades cómplices de la fuga del “despreciable” sujeto que dejó marcada de por vida a cubana; ta

La Fiscalía General de Quintana Roo no solamente debió abrir una carpeta de investigación al sujeto Rolando Castro Santeliz conocido como “Rolo”, presunto autor de la salvaje golpiza que recibió la cantante de origen cubana del restaurante “Forastero”, y que la dejó marcada de por vida, sino también de los elementos y mandos de la Policía Estatal, empezando por Jesús Alberto Capella Ibarra y demás involucrados del ámbito de la política, quienes metieron la mano para dejarlo escapar, aún cuando lo tenían detenido y ante la magnitud de las lesiones que presentaba la víctima. Este caso como tantos más de feminicidio sin resolver que existe en Quintana Roo, ocurrió la mañana del domingo pasado, afuera del domicilio de la víctima, ubicado en la calle Lucio Blanco en la ciudad de Chetumal. La mujer de origen cubana de nombre Addisbel, se encuentra hospitalizada con la probabilidad que ya no vuelva a ver, a raíz que a golpes les sacó ojos, además de fracturarle la mandíbula, la pérdida de la mayor parte de las piezas dentales, entre otras lesiones de consideración. El “desgraciado” sujeto como así lo califica la sociedad, Rolando Castro Santeliz alias “Rolo”, hijo del dueño del restaurante “Forastero” donde trabajaba la agraviada, gozó de impunidad, muchos metieron la mano para sacarlo del problema, pues fue detenido por policías estatales únicamente por alterar el orden público, y minutos más tarde recobró su libertad sin que la autoridad ministerial interviniera porque también se venden al mejor postor. El feminicida tuvo dos días para huir, no solamente de la ciudad o el estado, sino del país, gracias a la nefasta autoridad que nos representa en Quintana Roo, que solamente le hace justicia a los políticos o jefes policiacos como sucedió con Jesús Pérez Abarca, titular de la Policía en Benito Juárez, y metió las manos el secretario Estatal, Jesús Alberto Capella Ibarra para que en 25 días se integrara su expediente como agraviado. Ahora la Fiscalía para la Mujer, otra protectora de delincuentes, anuncia que un juez liberó la orden de aprehensión para este despreciable sujeto “hijo de papi”, para que fácilmente a través de los medios se enterara y escapara de la justicia. Esta autoridad ministerial de entrada debería de someter a proceso a los policías estatales y a sus mandos que dieron la orden de dejar libre al imputado, sin librar a Capella Ibarra, jefe policiaco nefasto en Quintana Roo, y que hoy solamente está velando para su vida personal o intereses. Lo cierto que a raíz de este desagradable caso, ciudadanos chetumaleños, cubanas, activistas realizaron una marcha exigiendo justicia para la víctima, inclusive hasta el mismo monseñor Pedro Pablo Elizondo intervino, pero la realidad es que estos hechos ocurren por la complicidad de las mismas autoridades que protegen a este tipo de personas en todo el estado; ellos son los culpables; no es solamente justicia, sino la renuncia de estos incapaces representantes de la autoridad.

Imagen2.jpg
WhatsApp Image 2021-12-01 at 8.09.13 PM.jpeg
ProConstruye.jpeg
WhatsApp Image 2019-07-06 at 12.35.37 AM
WhatsApp Image 2022-05-21 at 2.45.04 PM.jpeg