Cámaras de video vigilancia para el gobierno municipal “un cero a la izquierda”

Para algunos municipios del País, en lo particular la Ciudad de México, las cámaras de video vigilancia de la Policía, han servido para detectar algún ilícito y detener a delincuentes, inclusive hasta datos de prueba para la autoridad ministerial. En Benito Juárez, durante el gobierno como presidente municipal de Francisco Alor Quezada (2005-2008), el comisionado en ese entonces de la Policía, Ricardo Adrián Samos Medina, presentó ese proyecto, el cual fue aceptado por el gobierno del estado y federal, y mediante un estudio de la Secretaría Nacional de Seguridad Pública, se logró instalar cámaras en punto estratégicos, inclusive cuatro casetas móviles, que a lo largo del tiempo dieron resultados positivos, ya que se detectaron desde personas sospechosas dentro de vehículos, placas sobre puestas, robos a negocios, hasta grupo de vándalos ocasionando desmanes, y esto disminuyó el índice delictivo en Benito Juárez. Al siguiente gobierno que administró Gregorio Sánchez Martínez, las cámaras de video vigilancia fueron manipuladas para beneficio de la delincuencia de cualquier índole, a través del nuevo titular de la Policía, Francisco Gerardo Velasco Delgado alias “El Vikingo”; hoy bajo proceso por sus vínculos con el crimen organizado, ya que prácticamente la delincuencia invadió el destino, y sin resultados positivos de los policías que monitoreaban los equipos electrónicos que vigilaban la ciudad. A partir de ese gobierno hasta el actual que representa Remberto Estrada Barba, no se les ha dado importancia a las cámaras de video vigilancia, sino todo lo contrario, sería una inversión que no les generaría ingresos. Según la Secretaría Municipal de Seguridad Pública y Tránsito, actualmente sirven 160 cámaras; sin embargo el resultado de las mismas no se ha visto, ya que día a día la delincuencia está sobre el municipio. Remberto Estrada gestionó ante el gobierno federal, 620 millones de pesos según para invertirlas en obras y otros beneficios, pero de las cámaras de video vigilancia nada. De acuerdo a la versión de técnicos en este sistema de cámaras, un buen equipo de largo alcance e infrarojo, con todo y sus accesorios de las que utiliza la Policía de México, debe costar entre 10 y 15 mil pesos, es decir, de 100 cámaras el monto sería un millón y medio, ni una cuarta parte de los 620 millones que solicitó el presidente municipal, inclusive gastó más en la inversión de patrullas que a estas fechas algunas ya cuentan con desperfectos, además, al gobierno también le llega los recursos del Fortalecimiento para la Seguridad (FORTASEG) que asciende a casi 29 millones, los cuales son manipulados por los encargados para beneficio personal. De las 160 cámaras que supuestamente están funcionando, la mayoría están instaladas al servicio de los funcionarios; por mencionar en el edificio de la Policía, al menos existen 10, frente al Palacio Municipal, y otros lugares. Hoy en día se han registrado 100 ejecuciones, más de 500 robos entre negocios, transeúntes, y bancos, privaciones de la libertad, delincuentes armados desplazándose en vehículos en pleno día, y ninguno de los casos detectados por estos aparatos electrónicos.

Imagen2.jpg
WhatsApp Image 2021-12-01 at 8.09.13 PM.jpeg
ProConstruye.jpeg
WhatsApp Image 2019-07-06 at 12.35.37 AM
WhatsApp Image 2022-05-21 at 2.45.04 PM.jpeg