Remberto Estrada pone en peligro al destino e ignora las estadísticas de hechos violentos durante la

El lunes pasado (ayer) el presidente municipal, Remberto Estrada Barba, se reunió en la ciudad de México con el comisionado nacional de Seguridad Pública, Renato Sales Heredia, para solicitarle la presencia de 100 elementos más de la Policía Federal para reforzar la seguridad en la ciudad, ante los hechos violentos que ya rebasaron a la autoridad, además con motivo al periodo vacacional de Semana Santa, por lo que éste martes llegó al municipio tal petición del munícipe. Sin embargo, el presidente municipal y su cuerpo de asesores ignoran las estadísticas o sucesos violentos desde que se atrincheró la Policía Federal y que lo único que han hecho es crear compromisos con la delincuencia, tal es el caso de Gendarmería. Por si no lo sabe Remberto Estrada Barba, quien es títere de Jorge Emilio González Martínez “El Niño Verde”, allegado al ex gobernador Roberto Borge Angulo, las ejecuciones en Cancún iniciaron en el 2004. Las primeras víctimas en un solo día fueron 11, entre agentes federales, madrinas y delincuentes. De esa fecha al 2014 se estuvieron registrando ejecuciones y en algunos años rebasaron las 50 ejecuciones; lo principal, la Policía Judicial (ahora ministeriales) en coordinación con militares, marinos y municipales, lograron aprender a células de la delincuencia organizada, inclusive cabecillas a nivel nacional, entre ellos policías o jefes de diferentes corporaciones. Las estadísticas de la Fiscalía General de Quintana Roo, en el 2014 se registraron 21 casos, el cual ha sido el más bajo, ya que en ese tiempo se detuvieron a integrantes del crimen organizado. Sin embargo, en el 2015 aumentó a 37 las ejecuciones, fue que en noviembre del mismo año llegaron 250 policías federales división Gendarmería al mando de Salvador Santos Reyes. La llegada de ellos empeoró al destino, ya que al finalizar el 2016 hubieron 61 ejecuciones en Cancún, es decir aumentó un 35 por ciento. El 16 de febrero de este 2017, por primera vez la Fiscalía en la Zona Norte sufrió un atentado de la delincuencia organizada, por lo que al siguiente día llegaron 150 policías federales para reforzar la seguridad, pero fue lo mismo, su presencia se convirtió en un destino turístico violento y sin una sola detención importante; según la versión de jefes policíacos locales, la llegada de federales le dieron entrada a un nuevo grupo delictivo a Cancún para apoderarse de la plaza. Ahora el presidente municipal Remberto Estrada, los vuelve a premiar con la petición de más de 100 federales que llegaron este martes, lo que significa que ignora totalmente su trabajo y lo peor, puso en peligro al principal destino turístico de México.

Entradas Recomendadas

©  DECIMOS LO QUE OTROS CALLAN! 

  • Facebook Round
  • Twitter Round
  • Google Round