Una “papa caliente” representa el gremio taxista y podrían “pedir la cabeza” del dirigente.

Este martes repentinamente, se canceló la asamblea general programada para el próximo sábado 28 de enero, del sindicato de Choferes, Taxistas y Similares del Caribe “Andrés Quintana Roo”, bajo el argumento de proteger y salvaguardar la seguridad de los socios concesionarios de la agrupación; sin embargo, existe la posibilidad de que pudieran destituirlo como secretario general a Erick Castillo Alonzo por algunas supuestas irregularidades o malos manejos de recursos. De acuerdo a la información que surgió, un grupo de socios acusa al dirigente de falta de transparencia en el manejo de recursos, omisión para atender demandas e incapacidad de cubrir necesidades del gremio en el ámbito laboral, entre otros casos. Uno de los socios de nombre Rodolfo Barrón Padilla, mencionó que el 28 de este mes habrá una junta de taxistas; “ahora lo que realmente se debe de hacer es respetar lo que es una convocatoria y desahogar todos los puntos”. Recalcó que no se le podría llamar sindicato de taxistas porque no es, sino una organización de concesionarios porque un sindicato es el que protege los derechos de todos los trabajadores y ahí no se respeta el derecho, ahí se pisotea el derecho del trabajador.

El objetivo en esta asamblea era tocar asuntos generales así como la revocación o destitución de Eric Castillo Alonzo, para lanzar una convocatoria o en su caso, establecer un interinato, el cual hasta el momento lo apoyan poco más de un mil 200 socios concesionarios, principalmente por la nula transparencia en el manejo de los recursos y violentar los derechos del trabajador.

Entradas Recomendadas

©  DECIMOS LO QUE OTROS CALLAN! 

  • Facebook Round
  • Twitter Round
  • Google Round