Ejecuciones en la ciudad aumentaron con la llegada de Gendarmería.