Juan Carrillo y Jaime Ongay solapan a policías drogadictos.