Gobiernos, políticos y demás funcionarios pisotean a quintanarroenses con sus mentiras.

A 100 días que el gobierno de Carlos Joaquín González tomó las riendas en Quintana Roo, no le ha dado mucha importancia al caso de Roberto Borge Angulo, quien hoy en día se ríe de todos y goza de impunidad, grandes fortunas y propiedades, aún cuando dejó en la miseria a los quintanarroenses, entre otras cosas que el propio gobierno del estado ya no toca el tema. A principios de septiembre, el secretario de gobierno Francisco López Mena, declaró que el ex gobernador Borge Angulo había saqueado a la comuna al robarse prácticamente dos mil 700 millones de pesos, además del “tiradero de dinero” que realizaba durante su gobierno; por mencionar en el 2015 de más de mil millones de pesos en taxis aéreos para su gente cercana y familiares. A pesar que dejó en la ruina a Quintana Roo bajo la protección de muchos políticos que todavía están en funciones y ahora se inclinaron a Carlos Joaquín, Roberto Borge ni siquiera ha sido llamado por la Fiscalía General a rendir cuentas mediante una orden de presentación, y todavía se da el lujo de vacacionar al extranjero con su familia y derrochando el dinero que le pertenecía a los ciudadanos, además todavía se pasea en su lugar de origen Cozumel, esperando despedir al año viejo y la llegada del nuevo con una costosa cena con los mejores y caros vinos, mientras que los trabajadores a estas fechas tal vez no tengan ya ni un peso porque pagaron el doble de su recibo de luz, de agua potable, ropa de su familia, el predial, la mensualidad de su vivienda, la costosa gasolina a su auto, y otros gastos más que los integrantes del gobierno no pagan. Es claro que lo único que cambia en los gobiernos es el color de la bandera, pero todo sigue siendo lo mismo, a los políticos lo único que les interesa es llenarse de dinero la bolsa para enriquecerse de manera ilícita, mientras que el ciudadano sólo aguanta “las cachetadas con guante blanco” que les dan los gobiernos de los tres niveles, incluso en espera del gasolinazo de enero. El presidente Enrique Peña Nieto, en su campaña y recorrido por Quintana Roo, aseguró que dentro de su gobierno sería “no más aumento de la gasolina”, pero como todo político, fueron palabras o mentiras a los mexicanos, pues sigue subiendo y desde luego recae en todos que por necesidad hoy tienen un vehículo. Los funcionarios son los únicos que no pagan de su bolsa una sola gota de gasolina, ya el mismo gobierno les tiene dado combustible a su auto particular o uno del mismo gobierno, en tanto los presidentes municipales, el gobernador y federales, en lo único que lo ocupan es para pasear a la secretaria, familia o cosas personales. Si los gobernantes les quitaran ese beneficio que tienen desde años atrás los directores de áreas, sería otra cosa. La política jamás va cambiar a favor de los mexicanos, vamos hablar de Quintana Roo y por mencionar a un político: Raymundo King de la Rosa, quien votó en el gobierno de Roberto Borge para que subiera al 16 por ciento el IVA, pero una vez en el nuevo gobierno, votó para que le bajaran. Así como él, hay muchos que “les importa poco la ciudadanía y representan un cero a la izquierda”, por decir a los que votaron para que modificaran las leyes a favor de Roberto Borge y gozara de escoltas durante 15 años, así como para que todos los funcionarios o políticos fueran protegidos de algunos delitos que a futuro les aplicaran, es decir, que de grave pasara a una querella. No es posible que hayan nombrado como fiscal General a Miguel Ángel Pech Cen, sin que lo investigaran, o al menos tomar en cuenta el señalamiento que le hicieron en el caso del pederasta Jean Succar Kuri, al delatar a las víctimas y testigos cuando era juez de lo Penal, pues al imputado según le debía favores. Así como el fiscal, hay muchos que arrastran negro historial o saquearon a la comuna, y sólo porque pertenecen al partido que actualmente gobierna los volvieron a reacomodar para seguir enriqueciéndose, ya que hoy los vemos en el Ayuntamiento o el gobierno del Estado, sólo por mencionar los anteriores presidentes municipales de Benito Juárez, y que hemos escuchado hacen declaraciones incoherentes. Otro famoso funcionario es Jaime Ongay Ortiz, quien era titular de la Policía en el municipio de Benito Juárez, y dejó a la ciudad en manos de la delincuencia; hoy tiene el mismo cargo en Isla Mujeres pero Juan Carrillo, presidente municipal no se tomó el tiempo de investigar su pasado. Que decir de la Policía Ministerial, existen privaciones a cualquier hora, ejecuciones en pleno centro de la ciudad y en medio de inocentes, y no es posible que a nadie han detenido, aún cuando en fechas atrás hasta por grupos los apañaban. Antes de que entrara en vigor el nuevo Sistema de Justicia Penal, agarraban a sujetos con grandes cantidades de droga, armas, y al momento de un ilícito; hoy en día no hay nada de eso, y sólo brindan protección a la delincuencia. Lo cierto que el mexicano seguirá creyendo en los políticos y mientras que ellos anuncian una inversión de 10 millones o más en obras, “por debajo del agua” se llevan el doble o triple.

Entradas Recomendadas

WhatsApp Image 2019-07-07 at 12.30.43 PM
WhatsApp Image 2019-07-06 at 12.35.37 AM