Coyotes timadores en el Alcoholímetro incitan a los ebrios a cuartar la libertad de expresión.

El programa “Conduce sin alcohol” sigue siendo “mina de oro” para timadores que se dedican a sacar amparos a los conductores que son detectados en estado de ebriedad; lo peor, que incitan a los familiares o amigos de los arrestados a atacar a los representantes de los medios de comunicación para evitar que sean descubiertos. Éste fin de semana acudimos a la dirección donde se instaló El Alcoholímetro, para corroborar cómo sujetos que dicen ser abogados o pasantes de leyes han hecho su guarida alrededor del área donde se encuentran aplicándole la prueba al conductor. Una vez que corroboran que no está apta la persona para conducir un vehículo, es cuando lo intercepta el sujeto (coyote) y le ofrece un amparo de dos mil a tres mil pesos para que sea liberado enseguida tan pronto llegue al Centro de Retención Municipal conocido como “El Torito”. Sin embargo, lo que no sabe el conductor que tiene que regresar a cumplir con sus horas de arresto porque de lo contrario su auto no lo puede sacar del corralón a raíz que la autoridad de Tránsito le pide el oficio donde consta que cumplió dentro de “El Torito”, el cual es emitido por esta misma instancia. Lo cierto que estos sujetos cuando ven a la prensa le hacen comentarios o incitan a las personas en estado de ebriedad, para que reclamen en caso de imprimir fotografías a su familia o amigos; la cual violentan la paz social, además que gozan de impunidad ya que sus vehículos no portan placas, usan vidrios completamente oscuros, y en el caso de las motocicletas también no traen matrícula y ellos sin casco. Sería bueno que la Policía Ministerial realice un operativo o una revisión a estas unidades que traen los “Coyotes”.