Inspectores de Comercio en Vía Pública, además de violar el reglamento de Tránsito buscaban la cuota

A raíz que al frente de la Dirección de Comercio en Vía Pública se encuentra una persona cómplice de la corrupción, Christian Solórzano Amezcua, éste sábado descaradamente inspectores de la misma área, a parte que violaban el reglamento de la Dirección de Tránsito, andaban en el primer cuadro de la ciudad descaradamente recolectando las cuotas semanales a bordo de sus motocicletas. A poco más de un mes que ingresó la administración municipal, todo apunta que será un “nido” de corrupción las diferentes áreas de acuerdo a la información que poseemos, tanto en la antes mencionada, como Desarrollo Urbano y Fiscalización. Con respecto a Comercio en la Vía Pública, cerca de las 16:00 horas del sábado, observamos a cuatro inspectores que andaban dos en cada motocicleta sin placas y sólo uno de ellos llevaba casco, quienes se amparaban con sus credenciales colgadas en el pecho; ambos iban sobre la avenida Kabah, de ahí José López Portillo hasta la zona de El Crucero, extorsionando a los vendedores informales como cada semana. La cuota que recolectan es de 100 pesos a vendedores informales en triciclo u otro tipo de carritos, en tanto a los puestos de fritangas o comida chatarra, incluyendo taquerías, le cobran 300 pesos, y en otros casos llega a los 500; a estos incluye los vendedores de discos piratas que están establecidos sobre la banqueta en la zona de El Crucero. Este problema seguirá hasta que el presidente municipal no reestructure dicha área donde hay “gente mañosa” desde el gobierno pasado; es cuestión que se acerque a los vendedores ambulante a preguntarles cuanto les cobran, y si ellos no tienen permiso es porque les ponen “barreras” para tramitarlo y de esta forma les cobran por fuera la cuota.

Entradas Recomendadas