CFE realiza operativos “antidiablitos” y ellos mismos los instalaron por cinco mil pesos.

Desde hace un par de semanas, trabajadores de la Comisión Federal de Electricidad en Benito Juárez, se encuentran realizando operativos en algunos fraccionamientos específicos, los ubicados en las supermanzanas 38, 39, 40 y 41, ya que desde hace más de un año, algunas familias pagaban por su consumo de energía eléctrica entre 300 a 500 pesos bimestral, aún cuando dichas personas son de una situación económica considerable, y las habitaciones de sus viviendas cuentan con aires acondicionados. Se sabe que la mayoría de estas personas pagaron a los mismos electricistas de la CFE de manera particular, cinco mil pesos para que les instalaran diablitos subterráneos dentro del mismo predio y evitar que fuesen detectados, además que no pueden entrar a revisar los compañeros; esto bajo el conocimiento de en ese entonces Gerardo Castañeda Adame. Sin embargo, en octubre de éste año fue reemplazado por Capi Madera Gil, quien estaba con el mismo cargo en la Riviera Maya, por lo que según, al darse cuenta a través del personal de confianza el robo de energía que había en lo particular la Supermanzana 41, solicitó el apoyo de cuadrillas de la ciudad de Mérida, para un operativo “antidiablito”, y evitar que el personal que está involucrado en Benito Juárez, les diera aviso a las familias que contrataron esta forma de robar energía eléctrica. De acuerdo a lo manifestado por algunos empleados de la CFE, no existe un control de la Superintendencia ya que cada electricista agarra su rumbo a bordo de las unidades que les tienen asignados, incluso ni a los supervisores les hacen caso, por lo que Capi Madera Gil, parece que no tiene “voz ni voto”.

Entradas Recomendadas

©  DECIMOS LO QUE OTROS CALLAN! 

  • Facebook Round
  • Twitter Round
  • Google Round