Exhorta diputada que metan en cintura a la “abusiva” empresa Aguakan.

La diputada Laura Beristain Navarrete presentó ante el Pleno un punto de acuerdo, donde exhorta al Ayuntamiento de Solidaridad, que en ejercicio de su autonomía municipal y de la facultad conferida por la Ley de Agua Potable y Alcantarillado del estado de Quintana Roo, rescinda la concesión del servicio de agua potable y alcantarillado con la empresa Desarrollos Hidráulicos de Cancún S.A. de C.V. denominada Aguakan. En un comunicado que emitió la diputada, dijo que el servicio no puede estar en manos de empresarios que lucran con el vital líquido para los seres humanos, el cual desde hace años viene atentando contra las familias quintanarroenses, además que Solidaridad no le cederá la concesión del servicio, sino hasta el año 2053, porque el acceso al servicio de agua es un derecho humano. También exhortó a los ayuntamientos en el estado, la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado (CAPA), y a la propia empresa Aguakan, que presten el servicio de agua potable cumpliendo con la NOM-127-SSA1-1994. Asimismo, exigió a la Secretaría de Salud del estado de Quintana Roo, vigilar que la prestación del servicio de agua potable cumpla con los parámetros exigidos en los límites máximos permisibles, y se apliquen los tratamientos para la potabilización, en su caso de no cumplirse, la Dirección de Protección Contra Riesgos Sanitarios está obligada a emitir una alerta sanitaria anunciando “agua potable no apta para consumo humano”, ya que hoy en día los ciudadanos están pagando el vital líquido que no es potable, debido a que en un estudio realizado en Chetumal, el agua que la CAPA suministra presenta problemas de dureza total con 932 mg/L (+432 mg/L), sólidos disueltos totales 476.50 mg/L (+76 mg/L) y sulfatos con 1,274 mg/L (+274 mg/L).

Entradas Recomendadas